Los Juguetes de Gemma

VirtueMart
Tu cesta está actualmente vacía.
VirtueMart
Tu cesta está actualmente vacía.

Entidad adherida a Confianza Online

Bolas Chinas

Un poco de anatomía para situarnos

En la zona pélvica se localiza un grupo muscular denominado pubocoxígeo, son los principales músculos del sue  lo pélvico, que van des de la parte inferior de la espalda hasta la parte baja del vientre. Estos músculos envuelven la parte inferior de nuestra uretra, vagina y ano. En la mujer, su función es sostener la vejiga, el útero o matriz y el recto.


Como se debilita el suelo pélvico

suelopelvico_ok1. Con el paso de los años y el efecto de la gravedad, se produce una debilitación natural de estos músculos.

2. Durante el embarazo estos músculos sostienen, además de los órganos internos, el peso del bebé y placenta durante 9 meses, además de soportar todo el esfuerzo que se realiza durante el parto, lo cual produce una gran distensión del suelo pélvico.

3. También al realizar deportes de impacto, como montar a caballo, aerobic o steps ayudan a debilitarlos aún más.

4. Por las propias relaciones sexuales, la musculatura se va distendiendo lentamente.

5. Y durante la menopausia, ya que el descenso de hormonas femeninas ayudan a debilitar los músculos vaginales.

Que pasa cuando se debilita la musculatura pélvica

En ocasiones al reír, estornudar o toser, parece que se nos escapen unas gotitas de orina, son momentos en que no somos capaces de controlar la pressión abdominal, es una señal urgente que nos avisa que debemos reforzar nuestro suelo pélvico.

Las consecuencias de perder tonicidad en estos músculos nos lleva a la incontinencia urinaria, prolapsos (desprenimento de matriz, útero, vejiga o recto), disfunciones sexuales o falta de sensibilidad en la vagina durante las relaciones sexuales.

Es un músculo que necesita estar fuerte, ya que además de prevenir estos problemas, ayuda a les mujeres a luchar contra la sequedad vaginal ya que si la musculatura pubocoxígea está tonificada la afluencia de sangre augmentará en la zona genital y esta pressión sanguínea provoca que la humedad se filtre a través de las paredes vaginales, lo cual nos llevará a mejorar y aumentar nuestra lubricación natural, tan necesaria para la protección y mantenimento de la flora vaginal sobretodo durante las relaciones sexuales.

Como podemos fortalecer este músculo

TSCAT_262

1. La primera opción es realizando los ejercicios diseñados por el ginecólogo Dr Kegel con un programa de gimnasia vaginal que consiste en localizar el grupo muscular, distinguir cuál es, para centrar tu atención en él. Una de las funciones del músculo que estás buscando es el de controlar el flujo de orina. Cuando estés orinando, contrae tus músculos pubocoxígeos e intenta parar y miccionar de nuevo. Hazlo con las piernas separadas para que no interfieran otros músculos. Cuando seas capaç de parar y dejar fluir la orina es que has conseguido localitzar la musculatura del suelo pélvico. Es más saludable contraer y relajar estos músculos de forma regular sin estar orinando, ya que las retenciones urinarias predisponen a nuestros cuerpos a infecciones y otras complicaciones urológicas. Es por eso que se recomienda fortalecer el suelo pélvico de otra manera.

2. La opción más fácil y eficaz, recomanada por comadronas, ginecólogos, sexólogos y fisioterapeutas especializados en la rehabilitación del suell pélvico, es con el usu de las bolas chinas para combatir la pérdida del tono muscular vaginal.

Qué son y qué hacen realmente las bolas chinas

Existe una amplia mitología respecto a las bolas chinas, pero realmente su única función es terapéutica, y no sexual como muchos aún creen. Cuando una mujer las lleva puestas esta realizando gimnasia (los ejercicios de Kegel) sin ser practicamente conscientes, ya que el cuerpo aprende a contraer la musculatura para que estas no se caigan.

Para entender como actúan debemos conocer cómo son. Las bolas chinas constan de una bola de mayor tamaño, con una bolita metálica en su interior. La gran mayoría de bolas constan de una tira per poder extraerlas del cuerpo fácilmente, al igual que un tampón.

Las bolas chinas actúan de dos formas:

1. Por su propio peso: la bola interna tiene un determinado peso que actúa por gravedad en la musculatura pélvica. Esta se contrae, primero de forma voluntaria y después ya inconscientmente, para que la bola no se abra paso entre los músculos y pueda caer.

2. Por el movimento interno: la bola interna, con el movimento, choca contra las paredes de la bola externa, de manera que transmite unas vibraciones en la base de golpecitos. Se genera una estimulación en las paredes vaginales, con lo cual augmenta la irrigación sanguínea en la zona genital, mejorando el tono muscular y augmentando así la lubricación natural. Es muy recomanable andar cuando las lleves puestas, ya que así hacen más efecto.

Como es ponen y cuanto tiempo las tengo que llevar

Primero de todo siempre es necesaria una buena higiene, así que lávalas con geles especiales para juguetes eróticos o geles íntimos femeninos. Pon una gota de lubricante de base acuosa en la primera bola para que te ayude a lubricar una poco la entrada. Ponte comoda, con las piernas bien abiertas y relájate.

Introduce la primera bola dentro de la vagina y empuja con un dedo en dirección a tu espalda, para que la bola quede bien encajada dentro. Si son de dos bolas, introduce la segunda bola dentro de la vagina. Una parte del hilo debe quedar fuera, para poder tirar de las bolas y extraerlas con facilidad.

Se indica empezar a llevarlas cuando estemos en reposo, aprendiendo a controlar la musculatura, realizando ejercicios de contracción y relajación, para aprender a llevarlas y ganar seguridad para que cuando nos pongamos en movimiento sin estar pensando, no se puedan caer.

Podéis empezar a llevarlas de 20 a 30 minutos al día, peri intentad ser rutinaries y llevarlas un ratito cada día. Una pauta que funciona correctamente es llevarlas 15 minutos al día durante una semana y a partir de aquí 30 minutos al día, veréis como en unos 3 meses ya se nota una buena mejora en la fuerza muscular.

Se recomienda iniciarte en el uso de las bolas chinas con una sola bola, y cuando seas capaa de llevarla sin problema, estarás preparada para empezar a llevar las de dos bolas, que evidentmente son de más peso y más voluminosas. Puede ser que si empiezas a utilitzar la de dos bolas te de la sensación que se te caen. Paciencia, llevalas menos tiempo, pero cada día. Debes ser constante! Y aunque lo ideal es llevarlas cuando estás en movimiento, si notas que se te caen, llevalas en momentos en los que estés en reposo, por ejemplo sentada, pero vete realizando ejercicios de contracción y relajación en intérvalos de 3 a 5 segundos. Esto te dará seguridad y fuerza para poderlas llevar cuando estés en movimiento.

 Para sacarlas simplemente tira del hilo que ha quedado fuea. Recuerda que debes tirar con delicadeza pero con fuerza, ya que la musculatura ha estado trabajando, está más contraída y cuesta un poco más retirarlas. Cuando salen lo hacen a pressión, como un tapón al abrir una botella de vino, pero no duele ni es molesto. Si te es difícil sacarlas, relájate, agáchate y aprieta como si fueras a ir al baño, deberías ser capaz de retirarlas sin problema.

Los beneficios que te aportan

  • La estimulación que provocan las bolas en la vagina activa y favorece la lubricación natural y predispone a las relaciones sexuales.
  • Se tiene mayor control del músculo pubocoxígeo, ayudando a reducir y evitando la incontinencia urinaria y el prolapso de matriz.
  • Muy recomenadas en mujeres después del parto para recuperar de nuevo el tono del suelo pélvico. Si estás embarazada, consulta con tu ginecólogo antes de utilizar las bolas.
  • También están indicadas para nhicas jóvenes para evitar futuros problemas durante el embarazo, en el momento del parto y evidentmente para evitar prolapsos e incontinencia que aparece en la mayoría de las mujeres con el paso de los años.
  • Intensifica la sensibilidad vaginal, ya que el músculo es el mismo que forma la plataforma orgásmica que se contrae durante el orgasmo, si este músculo está valiente los orgasmos son más intensos.
  • En las relaciones sexuales aumentan el placer tanto para las mujeres como para los hombres, ya que la musculatura aumenta su volumen y la vagina estará más contraída, incrementando así el placer durante la penetración.

Consejos para escoger las bolas

¿Una bola o dos? Las de una bola están recomendadas para principiantes, para chicas jóvenes o mujeres con descenso de matriz o problemas en la debilidad muscular que se pueden manifestar con las pérdidas de orina.  Las de dos bolas están indicadas para mujeres que ya han llevado bolas chinas de una bola, mujeres que han sido madres y mujeres en edad adulta con una buena salud del suelo pélvico.

Qué diámetro y qué peso deben tener. El diámetro suele ser bastante estandar y aproximado a 3,5-4cm. Si las bolas son más pequeñas, cuestan más de mantener dentro de la vagina, si la bola es más grande, el músculo no debe ejercer tanta fuerza para retenerlas. El peso es bastante importante ya que a menor peso, menos cuesta aguantarlas. Cuanto más pesen las bolas, ejercitas mucho más la musculatura. Empieza con un peso bajo que te sea cómodo y vés aumentando a tu propio ritmo.

¿Y el material? Es importante que si las quieres llevar a diario, el material sea lo más higiénico posible. Te recomendamos que sea de silicona de grado médico, ya que es un material nada porso, no acumula bacterias, se limpia con facilidad con gel íntimo y agua tíbia y se calienta enseguida al contactar con tu cuerpo.  


Si tiene dudas, contacta con nosotros a través de Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

- En casos de patologías como la vaginitis, de prolapsos o de descenso de matriz o de la vejiga urinaria, consultad con vuestros ginecólogos antes de usar bolas chinas.

- Si estás embarazada o has sido madre hace poco, consultalo con tu comadrona.